Este sistema también llamado fachada ligera se constituye de una envolvente externa autoportante cuya estructura está unida entre sí y anclada al sistema principal del edificio. Por lo tanto, es una mera fachada que no lleva ninguna carga más que la de su propio peso, cargas transferidas a través de una estructura auxiliar de anclajes y apoyos de acero. Normalmente es un sistema ligero y acristalado, generalmente diseñado con perfiles de aluminio.

¿Qué nos aporta el muro cortina?

Muchas son las ventajas que nos brinda este tipo de estructura. Resistencia y rigidez, por ejemplo, son los dos adjetivos más relevantes de este sistema. Estos aspectos son suficientes para poder lograr el objetivo de soportar las fuerzas horizontales a las que estará sometido. Todo ello sin deformarse excesivamente.
Otro factor importante es que nos aporta libertad de movimiento. Así pues, permite dilataciones y contracciones que son provocadas, la mayoría de veces, por la expansión térmica de los materiales.
Por añadidura, es un sistema capaz de resistir deformaciones de la estructura principal del edificio, como también, de evacuar el agua y de proporcionar aislamiento térmico, aportando en verano mayores ganancias de energía solar y un importante ahorro genético en cuanto a climatización. Existe también, gracias a sus propiedades, un mayor control del aislamiento tanto visual como acústico. Así pues, es una estructura que proporciona el máximo confort térmico, acústico y visual.
El equipo de Codeval agradecemos tu confianza. Si requieres más información sobre nuestro muro cortina, contacta con nosotros: info@codeval.es.
Gracias al diseño de vidrio le podemos dar un aspecto más agradable y elegante al edificio, aportando, a la vez, una iluminación natural en el interior.
¿Qué objetivo tiene este sistema? Se quiere con el muro cortina dotar a la fachada los requisitos convencionales de una cerramiento exterior pero sin contribuir a soportar aquellas cargas estructurales que sufre normalmente un edificio. Esta estructura auxiliar, ubicada en la parte delantera, adopta elementos de bajo peso.
Componentes como elementos estructurales o de relleno son algunos de los que constituyen esta fachada, diseñadas en forma de retícula para poder dividir los elementos estructurales. Su espesor, generalmente, está entre los 10 cm, aportando por ello un aspecto ligero y una fácil instalación.
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *